La Conferencia Magistral del Presidente de FIAPAM abre el Primer Encuentro Iberoamericano sobre Drogodependencias

Bajo el título “La construcción de escenarios Iberoamericanos para el desarrollo humano y la cooperación a favor del fortalecimiento de capacidades de grupos humanos socialmente vulnerables” Modesto Chato de los Bueys abrió el Primer Encuentro Iberoamericano sobre Drogodependencias, organizado por el Instituto Peruano de Investigación de Familia y Población - IPIFAP, en el cual estaba acompañado por el Presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Gobierno Regional de Lambayeque, Sr. Marco Castañeda Serrano, quién previamente coincidió con el Dr. John Charles Torres en respaldar una acción legislativa que permita crear, bajo asesoramiento especializado, el Consejo Regional de Promoción de las Personas Adultas Mayores en Lambayeque, que permita desarrollar acciones conducentes al diseño de un Plan Regional en favor de las PAM que favorezca la atención de la problemática de éste importante segmento poblaiconal que también es afectado por el problema de las drogodependencias.

Con conocimiento de estos avances y articulaciones sobre el tema, el Presidente de FIAPAM destacó que el problema fundamental de América Latina es la exclusión social y la desigualdad fruto de las estructuras socioeconómicas de los países y la situación de dependencia que la región ocupa a nivel mundial.

Definió los colectivos socialmente vulnerables (infancia y juventud, discapacitados, toxicómanos, minorías étnicas, mujeres, adultos mayores,…entre otros) como aquellos que se encuentran en situación de desventaja social , teniendo ésta su origen en múltiples y diferentes factores, como son: precariedad laboral y dificultad de crear empleos productivos y bien remunerados, volatilidad de los ingresos tanto de los países como de las comunidades locales y los hogares, debilitamiento de las instituciones como familia y Estado, baja cobertura del sistema sanitario, elevados índices de desprotección de la población mayor de 60 años,…. Asimismo, criticó la escasa preocupación y falta de compromiso de los gobiernos para generar políticas públicas perdurables orientadas a la integración efectiva de los colectivos más vulnerables.

Destacó que el desarrollo humano es un proceso continuo de ampliación de las oportunidades para que las personas puedan acceder a la educación, la salud, la vivienda, un salario digno y al empleo, objetivo que se consigue ampliando las capacidades humanas en todas sus dimensiones. De los Bueys subrayó que el desarrollo humano no sólo se refiere a la satisfacción de necesidades básicas, sino también a un proceso dinámico de participación en la toma de decisiones. Así, los altos niveles de ingresos, en sí mismos, no garantizan el bienestar de la población, no existiendo un vínculo automático entre aumento de riqueza y progreso humano. En consecuencia, es necesario implementar un modelo de desarrollo que, centrado en las personas, tenga una fuerte incidencia en la capacidad humana, la participación, la igualdad de género, el crecimiento equitativo, la reducción de la pobreza y la sostenibilidad a largo plazo. Es por ello que este enfoque de desarrollo humano, entendido como proceso encaminado a la mejora permanente del bienestar y la calidad de vida de todos los seres humanos de manera justa y equitativa, se ha constituido en “un derecho humano inalienable

Para el Presidente de FIAPAM la construcción de escenarios de desarrollo en favor de los colectivos socialmente vulnerables exige de la conjunción de una serie de medidas políticas, económicas y sociales a nivel nacional e internacional, si bien el enfoque del problema ha de circunscribirse al contexto de cada país. Entre las medidas a adoptar Chato de los Bueys destacó:

  • Creación de un marco legal adecuado, tanto a nivel nacional como internacional, que reconozca todos los derechos de los grupos socialmente vulnerables.
  • Desarrollo de la democracia y la representación popular en todos los ámbitos de la vida, fomentando la participación activa de las comunidades en la toma de decisiones. Paralelamente, se ha de promover el asociacionismo, así como la colaboración y coordinación entre organizaciones sociales a través del trabajo en red, creación de foros y plataformas de intercambios de experiencias e iniciativas
  • Cooperación: compromiso de los países más desarrollados en mantener una acción sostenida en el tiempo a favor de los países menos desarrollados.
  • Promoción de programas integrales y específicos de atención a colectivos socialmente vulnerables que superen la mera labor asistencial.
  • Formación de recursos humanos especializados en atención a colectivos socialmente vulnerables.
  • Diversificación de las fuentes de financiación para llevar a cabo un abordaje integral del problema.

Complementariamente, según el presidente de FIAPAM, se ha de adoptar un elenco de medidas macroeconómicas y sociales tales como: universalización de la sanidad, educación, capacitación, pensiones de jubilación… apoyo a la inversión del pequeño y mediano capital para promover la creación de empleo, estabilidad monetaria de los países, mejora de las condiciones laborales, fortalecimiento del mercado interno, generalización de los servicios de agua potable, alcantarillado, vacunación… promoción de la construcción de viviendas dignas…

Esta serie de medidas han de ir encaminadas a promover el desarrollo humano, entendido éste como un proceso encaminado a la mejora permanente del bienestar y la calidad de vida de todos los seres humanos de manera justa y equitativa. Así, tal y como recoge la declaración sobre el derecho al desarrollo de Naciones Unidas, la persona humana es el sujeto central del proceso de desarrollo y toda política de desarrollo debe por ello considerar al ser humano como participante y beneficiario principal del desarrollo.